Select Page

Metodología de entrenamiento: principios Ofensivos☑️

Metodología de entrenamiento: principios Ofensivos☑️

 

METODOLOGÍA DE ENSEÑANZA PRINCIPIOS TÁCTICOS OFENSIVOS COLECTIVOS EN FUTBOL

Introducción

En este nuevo artículo me dedicaré a presentar una metodología para la adquisición de los principios tácticos ofensivos, cerrando la serie de presentaciones publicadas con anterioridad.

Al igual que lo propuesto con la faz defensiva, se va desde ejercicios más analíticos, luego se pasa por tareas más globales (situaciones de juego), pero desde el primer momento hay que tener en cuenta que las actividades tengan transferencia directa de aplicación al partido real. Empezar con ejercicios en parejas o tríos y gradualmente ir coordinando acciones ofensivas con más compañeros. Al principio sin oposición, para facilitar la acción ofensiva, luego se trabaja con superioridad numérica en favor de los atacantes (2vs1, 3vs2, 4vs3, etc.), igualdad e inferioridad y, por último, aplicarlo en situaciones de competencia.

Esperando que este trabajo sea de utilidad para los lectores, no como una receta a seguir, sino como una fuente en la cual puedan introducir ideas propias basadas en la experiencia de todo lo estudiado mediante lo leído, escuchado u observado. Personalmente me sucede que cada vez que vuelvo a leer lo que he escrito, realizo cambios o agrego alguna ejercitación, con el afán de que la obra sea más completa. Aún en este mismo instante modificaría o agregaría algo, pero sería interminable.

Hace poco más de un año terminé…, en realidad nunca se termina, este trabajo y siempre me parece que le falta algo. Por esto, el mensaje que intento brindar es la necesidad de perfeccionarse que todo docente, al igual que toda persona, debe proponerse, no para ser mejor que los demás, sino buscando ser mejorarse uno mismo. Cada día deberíamos adquirir más conocimientos para desarrollar nuestra hermosa profesión docente, que nos permite interactuar con otras personas, incidiendo positivamente en la formación humana, más allá de la deportiva.

Fase ofensiva: Tipos de ataque en el futbol

Según el modelo de juego de cada equipo tendremos distintas formas de atacar. Dicho modelo dependerá de la idea del entrenador, de la idiosincrasia de cada club, del tipo de jugadores con los cuales cuenta, del rival y de las circunstancias del partido. El objetivo de todo ataque conseguir el gol.

Los tipos de ataque son tres: combinativo (cuyo exponente más significativo es el Barcelona), directo (típico en el fútbol inglés, especialmente unos años atrás) y contraataque (quizás el Real Madrid sea uno de los equipos que mejor lo aprovechan en el mundo).

Todo equipo utiliza cada uno de estos ataques durante un partido, pero empleará en mayor proporción uno o dos de ellos.

El ATAQUE COMBINATIVO (también ataque posicional)

Busca progresar hacia el arco rival de manera elaborada, con la intervención de varios integrantes del equipo y mucha circulación de pelota hasta encontrar el momento y el lugar precisos para vulnerar a la defensa rival. Pasa por tres fases o zonas: zona de inicio (en campo propio, cerca del área penal, donde los encargados de manejar la posesión del balón son, por lo general, el arquero, los centrales y el volante defensivo), zona de creación (en campo contrario, cerca del mediocampo, donde los volantes más avanzados y los defensores laterales, normalmente, se encargan de la posesión preparando la oportunidad más conveniente para llegar a zonas de peligro en el arco oponente) y zona de finalización (en las cercanías del área penal del rival, donde los delanteros o atacantes circunstanciales son los encargados de rematar al arco).

EL ATAQUE DIRECTO

El balón llega a zona de finalización directamente desde la zona de inicio, sin pasar por la zona de creación, al contrario que el combinativo, requiere de pocos pases o elaboración. La mayoría de las veces es uno de los centrales (aunque en algunos casos porteros con buena pegada se encargan de hacerlo) quien lanza un pase largo hacia la posición del delantero central y éste tiene varias opciones como, prolongarla para que otro atacante busque la pelota a espaldas de la defensa rival, jugar de primera con un volante y girar desmarcándose para la devolución o atacar directamente él mismo.

Puede también producirse este tipo de ataque a consecuencia de algún rechazo o despejes del portero, defensores o volantes hacia el campo rival. Obviamente, que esta manera no es la ideal, deberíamos procurar que estos ataques sean organizados. Para esto, cada jugador que vaya a intervenir en la jugada debe saber la función a desarrollar. Es importante que los jugadores (volantes principalmente) se posicionen en sectores de rechazo, donde pueda caer la pelota en caso de que el defensor le gane el duelo al atacante, de manera que el equipo tenga una segunda opción de ataque.

El CONTRAATAQUE

Se produce cuando se logra despojar de la posesión al oponente y se progresa con gran rapidez hacia el arco contrario. En el mismo puede intervenir un solo jugador o pocos, no más de tres o cuatro.

Generalmente transcurre por un solo carril, pero pueden ser utilizados los tres si se ejecuta con velocidad, porque para tener éxito no debe extenderse en el tiempo (menos de 10”-15”). De esta forma no se le da tiempo a la organización defensiva rival.
Más adelante detallaremos con tareas los distintos tipos de contraataque según el sector del campo de juego desde donde se inicia.

Principios tácticos ofensivos

Para atacar se debe tener la posesión-control del balón-mediante las acciones técnicas individuales y colectivas (conducción, pase y recepción) que se fueron trabajando desde las primeras etapas y, que posteriormente, se desarrollaron en situaciones de juego (driles, reducidos).

Es decir, que se fue avanzando desde situaciones facilitadas y sin oposición, para ir dificultando gradualmente las tareas colocando oposición pasiva, oposición semi-activa, oposición activa, con superioridad numérica hasta llegar a la situación real de juego.

El equipo que hace control de balón requiere de MOVILIDAD, tanto del jugador en posesión de la misma como del resto de sus compañeros.

También se requiere, en ciertas circunstancias, de TEMPORIZACIÓN OFENSIVA para retardar la acción cuando el delantero reconoce desventaja numérica, cuando se busca ganar tiempo o, todo lo contrario, acelerar (cambiar el ritmo) para superar a la defensa.

Es fundamental para aumentar las posibilidades de éxito del ataque, el CAMBIO DE RITMO (VELOCIDAD), porque será muy complicado sorprender y superar a la defensa si no se acelera.

La estrategia de ataque dependerá de varios factores: las características de los jugadores que conforman el equipo, el tipo de juego de los rivales, el resultado y las diversas situaciones que se puedan plantear en un partido.

Como ya se mencionó, los ejercicios para mejorar el ataque se realizan primero sin oponentes, luego con superioridad numérica y, por último, en situación real.

Los jugadores deben tener bien desarrollados los pases, controles y remates (estos han sido trabajados desde que se iniciaron en la práctica de este deporte).

Todo equipo debe contar con variantes de ataque, para esto tienen que desarrollarse los principios tácticos ofensivos que detallaremos a continuación. Los mismos se llevan a cabo de manera combinada dentro del partido.

Los principios tácticos ofensivos son: desmarque, aprovechamiento de espacios libres, cambio de orientación, profundidad, amplitud, contraataque, desdoblamiento y sobreposición.

Además, cabe mencionar una fase del juego que guarda estrecha relación con estos principios tácticos: la transición ataque-defensa.
A continuación se detallan cada uno de los principios y una propuesta de actividades para desarrollarlos.

Principio ofensivo: El Desmarque

Consiste en la acción que realiza un jugador del equipo que tiene la posesión del balón, para liberarse de la marca del oponente y facilitar el pase por parte del compañero que posee el balón, con la finalidad de mantener el control del juego o de progresar en el terreno. El jugador receptor le “marca” el pase.

Hay dos tipos de desmarque: a) en apoyo b) en ruptura

El primero es cuando un jugador se acerca al compañero que tiene el balón. Se “muestra” por detrás, a uno de los lados, en diagonal o unos metros por delante de la línea del portador del balón.

El desmarque en ruptura es cuando un jugador se libera de la marcación proyectándose en dirección al área rival “rompiendo” la línea defensiva. En muchas ocasiones es necesario desplazarse diagonalmente (“tirar diagonales”) para evitar quedar en posición fuera de juego (off-side).

Para poder desmarcarse puede ser de gran ayuda el empleo de las “cortinas”. Éstas son realizadas por jugadores que no van a recibir el balón y consiste en colocarse en una posición que bloquee el paso, pero sin cometer infracción, del defensor de un compañero para que éste quede liberado de su marca y pueda recibir el balón. Las “cortinas” son muy utilizadas en jugadas de balón quieto como tiros de esquina o tiros libres enviados al área rival.

Actividades

-Desmarcarse con un movimiento explosivo, acercándose a la posición del compañero poseedor del balón, para poder recibir el pase.

A tiene la pelota, B se aleja del cono (desmarque) con un "pique", para que A le pueda pasar el balon. Cambiar los roles.

-Igual al anterior, pero colocar un oponente que intenta interceptar el pase. El jugador que se desmarca debe “mostrarse” (“fabricar” la línea de pase) de manera que el oponente no quede en la línea de pase.

A le pasa la pelota a B una vez que éste salió de la línea de pase. C intenta oponerse. Cambio de roles.

-Desmarcarse hacia el área rival con un desplazamiento vertical o diagonal

-Ídem al anterior, pero colocar un oponente que marca al receptor.

-Jugar 3vs2. El objetivo del equipo con superioridad numérica es mantener la posesión del balón, mientras el rival intenta quitársela. La cantidad de toques por jugador es libre. Para hacerlo más complicado se limita a dos toques y, luego, a uno solo.

Este juego exige mucha movilidad para desmarcarse, por un lado, y sacrificio para marcar, por el otro. Si llegan a 10 pases consecutivos es un punto para el trío, si el otro equipo intercepta antes de los 10 pases son dos puntos para la pareja.

-Ídem al anterior, pero 3vs3. El equipo que consigue el balón procura mantenerla en su poder, mientras que el equipo que perdió la posesión pasa a marcar.

-En una mitad del terreno de juego juegan 4 atacantes contra 2 defensores y el arquero. El objetivo es llegar al arco para marcar el gol.

Variante: agregar un defensor para dificultar la tarea de los atacantes.

- 5vs5 (6vs6, 7vs7, 8vs8) en una mitad de cancha con dos arcos. Objetivo: mantener la posesión del balón y progresar hacia el arco rival mediante desmarques en apoyo y en ruptura.

Variante: limitar la cantidad de toques por jugador a dos toques y, luego, a uno sólo.

Aprovechamiento de espacios libres

Es la acción que realiza un jugador del equipo que se encuentra en faz ofensiva al ocupar un lugar “vacío” (libre de defensores). Para que esto suceda, primero se debe crear ese espacio. Esta tarea la realiza un compañero que se desplaza a otra ubicación “arrastrando” la marca del defensor, dejándole liberada esa zona, para que sea ocupada por otro atacante.
Pero todo esto sería en vano si no se aprovecha esa creación y ocupación del espacio. La dimensión libre va a ser aprovechada si el balón le llega en tiempo y forma al jugador que ocupó dicho espacio.

Actividades:

-3vs2. Tres jugadores hacen de atacantes, mientras dos lo hacen de defensa.

-4vs2 + arquero. Juego buscando el aprovechamiento de los espacios libres y finalizando la jugada con remate al arco con oposición de los dos defensores y el arquero.

Para trabajar la transición defensa-ataque si los defensores consiguen el balón, intentan sacarla por uno de los arquitos sobre las bandas laterales; para la transición ataque-defensa si los atacantes pierden el balón deben replegarse hasta la línea media.

Ir dificultando las acciones de los delanteros sumando un defensor (4vs3, 4vs4, 4vs5) para que tengan menos superioridad numérica, luego igualdad y, por último, inferioridad. Es decir, que se pasa de una situación muy favorable a una desfavorable.
También ir sumando, progresivamente, más jugadores en el trabajo (5vs3, 6vs4, 7vs5, 8vs6). Y pasar de situaciones de superioridad a inferioridad numérica, como se explicó antes. Finalmente, trabajar en situación de 11vs11.

Los cambios de orientación

Son las acciones por las cuales el balón se pasa de una banda a la otra, progresando hacia el área defensiva del rival. Puede ejecutarse mediante dos o más pases sucesivos (cambio de orientación con circulación) o directamente con un pase largo (cambio de frente). Buscan darle amplitud al ataque, ventajoso para “abrir” la defensa o contrarrestar el pressing.

Actividades

-En tríos, realizar el cambio de orientación sin oposición.

Variantes de progresión:
-Realizar un cambio de frente (directamente mediante un pase largo).
-Agregarle la finalización (remate al arco).

-Con oposición (ir de menor a mayor progresivamente: 2 defensores, 3 defensores, línea de cuatro, línea de cuatro + uno o dos volantes).
-Combinando con otros principios tácticos ofensivos (desmarques, espacios libres, cambios de ritmo o temporización).
-En situación de juego. Una vez que se obtiene la posesión del balón (por una intercepción, entrada o pérdida del rival) atacar buscando cambios de orientación. En este caso también se trabajan principios tácticos defensivos y las transiciones defensa-ataque y ataque-defensa.

Profundidad

Es cuando se busca progresar hacia el arco contrario en línea recta, lo más directamente posible. Avanzar de manera vertical a través del terreno de juego.
Puede ser ventajoso contra una defensa abierta o que haya quedado “mal parada”.
Este principio tiene gran relación con el contraataque (que veremos más adelante).

Actividades

-Ataque vertical entre tres jugadores sin oposición.

Variantes de progresión:

-Pase largo directo del defensor al atacante.
-Agregarle la finalización (remate al arco).
-Con oposición (en este orden: superioridad, igualdad e inferioridad numérica).
-Combinando con otros principios tácticos ofensivos.
-En situación de juego. Una vez que se obtiene la posesión del balón (por una intercepción, entrada o pérdida del rival) buscar ataques profundos. En este caso también se trabajan principios tácticos defensivos y las transiciones defensa-ataque y ataque-defensa.

Amplitud

Con este principio se busca avanzar utilizando todo el frente de ataque. “Abrir la cancha”, para desbordar a la defensa por las bandas laterales, lanzar centros, en lo posible, hacia atrás y al medio del área para que el centrodelantero defina. Puede ser ventajoso contra una defensa “cerrada”, para sacar a los defensores del área, la utilización de ataques por los costados.

Este principio tiene gran relación con el cambio de orientación.

Actividades

-Distribuir a los atacantes ocupando todo el frente de ataque. Hacer circular el balón de manera que les llegue a los delanteros laterales.

Variantes de progresión:
-Pase largo directo (cambio de frente)
-Agregarle la finalización (centro y remate al arco).
-Con oposición (en este orden: superioridad, igualdad e inferioridad numérica)
En este ejemplo observamos una tarea de situación de juego 2vs1 en pasillo central, mientras en los pasillos laterales juegan 1vs1. En la finalización de la jugada se convierte en una situación de 4vs3.
Los jugadores deben percibir-analizar la situación y tomar la decisión más acertada para finalizar con remate al pórtico. Es una tarea aleatoria, salvo la única condición de que previo a la finalización el balón debe provenir desde uno de los pasillos laterales y cualquiera de los delanteros puede rematar.

-Combinando con otros principios tácticos ofensivos.
-En situación de juego. Una vez que se obtiene la posesión de la pelota (por una intercepción, entrada o pérdida del rival) buscar ataques en amplitud. En este caso también se trabajan principios tácticos defensivos y las transiciones.

Contraataque

Es la ejecución de un ataque rápido inmediatamente después de haberse recuperado la pelota, sin darle tiempo al equipo defensor a que repliegue sus líneas.

No puede durar más de 10 segundos. Para esto es necesario que participen pocos jugadores del equipo (uno hasta tres o cuatro) y que no se produzcan más de 3 o 4 pases, siendo el primero, por lo general, un pase en profundidad (a gran diferencia del ataque posicional, donde intervenían varios jugadores y se ejecutaban muchos toques seguros antes de llegar a posición de remate al arco, que se produce no antes de los 10 segundos).

Según el sector de la cancha en donde se inicie puede ser: corto, intermedio o largo.

El contraataque corto (algunos lo llaman ataque rectilíneo en lugar de contraataque) es aquél que se inicia cuando se recupera la pelota en cercanías del área del rival, exige una transición ataque-defensa rápida con presión (pressing) de los atacantes; en el intermedio se recupera el balón e inicia en la zona del mediocampo; mientras que el largo nace en el propio área defensiva.

Normalmente el contraataque exige verticalidad (avanzar el largo de la cancha por un solo pasillo, por lo general, el central), o sea un ataque en profundidad, pero también se puede progresar rápidamente hacia el área contraria a través de dos o de los tres pasillos, con características de un ataque en amplitud. Entonces, se puede producir utilizando uno, dos o los tres pasillos o corredores.

El contraataque requiere de elementos técnicos y tácticos vistos anteriormente (pases largos, conducción en velocidad, desmarques en ruptura entre otros), además de gran velocidad física y mental.

Actividades

-Desplazarse dentro de un sector, y cuando el profesor lanza la pelota, salir en velocidad para atacar el arco, jugando 1 contra 1 con el arquero.

-Ídem al anterior, pero agregar un defensor y un atacante, es decir que juegan 2vs1 + arquero.
-3vs3 en espacio reducido. El trío que logra cinco pases consecutivos sale en contraataque hacia el arco para conseguir el gol ante la oposición de dos defensores y el arquero.

Variante: se puede salir en contraataque hacia cualquiera de los dos arcos.

-Realizar contraataques en situación de juego desde cualquier sector de la cancha.

Desdoblamientos

Es la acción que realiza un jugador de una línea posterior al sumarse al ataque. Esta acción se debe complementar con la ayuda de un compañero que lo libere de su labor defensiva al cuidarle su lugar, momentáneamente, haciendo ocupación racional de los espacios del campo de juego y de esta manera ayudan a que el jugador que pasó al ataque no tenga que volver desesperado a su posición, ya que la misma está cubierta. O sea, que le hace un relevo.

Por ejemplo: si el volante lateral derecho se suma al ataque apoyando al puntero de su lado, o se proyecta al segundo palo para definir un envío en forma de centro desde la punta izquierda o recibe un cambio de frente y busca el desborde, el marcador de punta derecho debe dirigirse al lugar de su compañero reduciendo la separación entre líneas (“achicar los espacios”).

Como hemos visto en los diferentes principios, tanto defensivos como ofensivos, en la práctica estos se combinan (por ejemplo: cambio de orientación, espacio libre y desdoblamiento).

Actividades

-Desdoblamiento de un volante. El relevo lo realiza el marcador de punta de su lado o el volante central.

-Desdoblamiento de un defensor. El zaguero releva al marcador de punta de su lado (el 2 al 4 y el 6 al 3). También un volante (el de su lado o el central) puede hacer el relevo al defensor que pasó al ataque.

-6vs4. Atacar sumando jugadores de la línea media con oposición de la línea de cuatro.

 

Progresión:
-Agregar la línea de volantes oponente.
-Agregar la línea de cuatro que ocupe racionalmente los espacios
-Situación de juego con equipo oponente completo. Se trabajan, también principios tácticos defensivos y las transiciones.

Sobreposición

Es la acción que realiza un jugador al acercarse a un compañero en posesión del balón y en situación de ataque que es marcado por un oponente, con la finalidad de crear una superioridad numérica (“hacer el dos-uno”). De esta manera se aumentan las posibilidades de superar al defensor, así como el “doblaje” lo hacía en favor de la defensa.
Suelen producirse entre jugadores que conforman las “pequeñas sociedades” dentro de un equipo.

En etapas anteriores ya se han realizado actividades que desarrollan este tipo de acciones. Por ejemplo, todas las situaciones de 2vs1 (con o sin finalización).
Como ya hemos visto en los otros principios, hay ínter-relación entre algunos de ellos. La sobreposición exige desmarques, espacios libres y, principalmente, hacer “Paredes”.

Actividades

-3vs2. Buscar desequilibrar aprovechando la superioridad numérica. Ir rotando a los jugadores de equipo.

-Buscar superioridad numérica por las bandas. Trabajar de un lado y del otro. Variar las combinaciones.

Variante: terminar la jugada con remate al arco con portero.

 

-5vs4. Los cinco atacantes (8, 10, 7, 9 y el 11) atacan, al arco defendido por un portero y los cuatro defensores, buscando sobre-posiciones.

Progresión:

-Agregar la línea de volantes oponente.
-Ejecutarlo desde la salida del marcador de punta hasta llegar a posiciones de ataque.
-Combinando con otros principios tácticos ofensivos en situación de juego con equipo oponente completo.
-En situación de juego, una vez que se obtiene la posesión de la pelota (por una intercepción, entrada o pérdida del rival) buscar la sobreposición para desnivelar en ataque. En este caso también se trabajan principios tácticos defensivos y las transiciones.

En el artículo sobre la metodología de enseñanza de los principios tácticos defensivos, se mencionó la importancia de la transición defensa-ataque. En este caso también es necesario hacerlo con la transición ataque-defensa.

Cuando se está atacando (fase de posesión de balón) se llevan a cabo principios tácticos para no ser sorprendidos en caso de pérdida de posesión del elemento. Dentro de los principios tácticos ofensivos, se deben tener en cuenta unos principios, que si bien poseen características más defensivas, son importantes para una correcta transición ataque-defensa. Estos principios son: equilibrio ofensivo, ocupación racional de los espacios, vigilancias ofensivas, desdoblamientos, pressing y repliegues.

Es importante que desde niños se comprenda el juego y, que el mismo tiene cuatro fases (defensiva, ofensiva y sus dos transiciones) que conforman un contínuum.

Para trabajar la transición ataque-defensa se pueden realizar los ejercicios de ataque sumándole las acciones pertinentes una vez perdida la posesión del balón o finalizado el ataque, recalcando las acciones de recaudo, como las vigilancias y la ocupación racional de los espacios, desdoblamientos, presionar al poseedor de la pelota en el sector que se produjo la pérdida para darle tiempo a que los compañeros se organicen defensivamente y la de volver raudamente a posiciones defensivas, como el repliegue.

La profundidad en que se situarán la línea de defensa y las restantes (de acuerdo a la que adopte aquella) dependerán del posicionamiento defensivo utilizado por el equipo, que podrá ser avanzado, intermedio o en repliegue intensivo, es decir, todas las líneas en campo rival (avanzado), línea defensiva en campo propio a unos 15-20 mts de la línea de mitad de cancha con los volantes y delanteros de media cancha hacia ¾ de campo rival (intermedio) o línea de defensas en línea frontal del área grande propia con línea de volantes y delanteros en campo propio (intensivo).

Al igual que en el caso de la transición defensa-ataque, el paso de estar en situación ofensiva a una defensiva debe ser lo más rápido posible para poder estar organizados defensivamente de manera que el oponente vea reducidas las posibilidades de progresar en el terreno o finalizar con éxito su ataque.

Las transiciones exigen un cambio muy rápido de mentalidad (de defender a atacar o de atacar a defender), y reducción o ampliación de espacios. En la transición de ataque a defensa debemos reducir (“achicar”) los espacios por los cuales pueda progresar el rival después de habernos desplegado en ataque, mientras que en la transición de defensa a ataque deberíamos desplegarnos “abriendo” la cancha para encontrar espacios vacíos y libres para llegar al arco rival.

Bibliografía
Extracto del libro “Fútbol: Proceso de enseñanza-aprendizaje en entrenamiento físico, técnico-táctico moderno infanto-juvenil” -Horacio Tagliaferri (2012). Publicado en la página web www.bubok.com.ar

Metodología de entrenamiento: principios Ofensivos☑️
5 (100%) 10 votes

Sobre el autor

Horacio Eduardo Tagliaferri

Profesor Nacional de Educación Física, Instituto Vélez Sarsfield Preparador físico inscripto en la Asociación del Fútbol Argentino (A.F.A.) Nº REG. 3491/07

¿QUÉ OPINAS DEL ARTÍCULO?

avatar

¿Que estás buscando?

Suscribete al canal


ZONA PREMIUM

¿Quieres más? Unete al club de coachingfutbol

error: Contenido protegido !!