Select Page

Lesiones en el futbol

Lesiones en el futbol

El fútbol es uno de los deportes que más se practican en el mundo y su práctica se incrementa día a día. De hecho en la actualidad la FIFA cuenta con 208 asociaciones y representa a alrededor de 250 millones de jugadores federados. Pero también es uno de los deportes que mayor riesgo de lesión presenta. En Europa es responsable de entre un cuarto y la mitad de las lesiones que se registran.

En el fútbol, no existe una definición de lesión generalmente aceptada por todos. Por ello, vamos a seleccionar la definición de lesión dada por J. Dvorak y A. Junge en el suplemento de la FIFA del año 2000 del A.J.S.M. Se definió lesión “a aquella ocurrida durante la práctica de fútbol y que le provocó al futbolista la ausencia a entrenamiento/s y partido/s, seguida por la necesidad de un diagnóstico anatómico del tejido dañado y el tratamiento correspondiente”.

La incidencia de lesiones en fútbol oscila entre 0,5 a 45 lesiones cada 1000H de práctica y competición. Si bien existe una diferencia significativa si se trata de un entrenamiento o competición (de 2,3 a 7,6 lesiones cada 1000h de entrenamiento y de 12,7 a 68,7 cada 1000h de competición). El número de lesiones es mayor en aquellos jugadores que presentaban un menor nivel técnico y un estado de forma física menor. La localización de la lesión en el fútbol aparece preferentemente en las extremidades inferiores, debido a las características del propio deporte (entre un 63% y un 93%) siendo las regiones más afectadas la rodilla y el tobillo, así como los músculos del muslo y la pantorrilla. Por lo general, las lesiones del tronco, miembros superiores y cabeza tienen poca incidencia tanto en cantidad como en gravedad (representan entre un 2,9% y un 11,4% del total).

El tipo de lesión más común en la cabeza es una contusión producida por la colisión con otro jugador. Es interesante señalar que no se registran lesiones por cabecear la pelota. En cuanto al tronco, las lesiones suelen ir acompañadas por un problema intrínseco (como puede ser una espondilólisis, una escoliosis…), que se ve agravado por la propia actividad o por el contacto con algún jugador.
En cuanto a los tipos más comunes de lesión, destacan las contusiones, los esguinces y las distensiones músculo-tendinosas, Es preciso tener en cuenta que el grado de incidencia de cada uno de los tipos de lesión varía con la edad En sujetos, entre 14 y 16 años, las lesiones suelen tener una naturaleza menos severa, siendo frecuentes los problemas en la columna, esguinces y contusiones, sobretodo, estos últimos, mientras que las distensiones musculares o las roturas de ligamentos o menisco suelen ser más extrañas.
Entre los 16 y los 18 años, aumentan ligeramente los esguinces y las fracturas. Entre los 18 y los 25 años las distensiones y los esguinces sonlos tipos de lesión que más se registran, seguidos de cerca por las roturas de ligamentos. A partir de los 25 años, se incrementan las roturas de ligamentos, sobre todo los de la articulación de la rodilla, y los problemas de menisco, así como las distensiones musculares,pero se reducen el número de esguinces, fracturas y contusiones.Por lo que respecta al grado de afectación de las lesiones, normalmente se agrupan según el número de días que el deportista se pierde de entrenamiento o de partidos, catalogando las lesiones en tres categorías:
  • leves,
  • moderadas,
  • graves.

Lo más frecuente, tanto en adolescentes como en adultos, es que las lesiones obliguen a ausentarse de la práctica menos de una semana (12,5 a 62% de probabilidad.). Para las de duración inferior a cuatro semanas, la probabilidad se sitúa entre 18,75 y 38%. Por último, para las lesiones superiores alas cuatro semanas el rango de probabilidad se situaría entre un 9 y un 43,75%. Por otro lado, parece existir consenso en que con la edad aumenta la incidencia de las lesiones graves o severas. El tiempo perdido de práctica deportiva por parte del deportista es un indicador efectivo de la importancia que ha revestido la lesión, pero tiene el inconveniente de que tiene un cierto componente subjetivo, pues depende de que persona (médico, fisioterapeuta, entrenador, deportista, etc.) que toma la decisión de que el deportista se reincorpore a los entrenamientos normales, la presión mediática …

Respecto al mecanismo más común de la lesión en fútbol no existe consenso, pues algunos consideran que se producen por contacto mientras que otros se producen sin contacto. El mecanismo más común de lesión por contacto es cuando un jugador intenta chutar la pelota, impactando en ese instante con un contrario que intentaba evitar la acción mediante una entrada. Muchas de estas lesiones se asocian con una violación del reglamento y se producen, sobre todo, en competición. Las lesiones sin contacto son más comunes en los entrenamientos que en la competición y, es durante la carrera cuando mayor índice de lesiones se registra.
Los motivos se relacionan con la fatiga, tanto nerviosa como muscular De ahí que se afirme que muchas de las lesiones que se producen sin contacto pueden ser evitadas con un acondicionamiento físico correcto, estiramientos y un buen trabajo de técnica.Conocer los factores de riesgo de las lesiones en el fútbol es importante para poder desarrollar medidas preventivas. Las lesionesdeportivas son el resultado de la interacción de factores intrínsecos y extrínsecos. Entre los primeros se incluyen las características biológicas o psicosociales individuales (por ejemplo, edad, sexo, peso, niveles de fuerza, lesiones anteriores, rehabilitación inadecuada,etc. Los extrínsecos hacen referencia a la metodología de entrenamiento, las condiciones climáticas, la superficie de juego y el equipamiento Dentro de los factores extrínsecos, el calzado y el tipo de superficie son los más importantes.

Las lesiones de fútbol más comunes

La tensión muscular

Las tensiones musculares ocurren cuando los músculos no están calientes o cansados. Una tensión muscular se nota por la movilidad limitada y un dolor agudo en el área afectada.

El tendón de la corva (Pantorrilla)

Al igual que la tensión muscular, el tendón de la corva se ve favorecido por los músculos no calentados o fatigados. La sensación de un tendón de la corva se describe como una patada o una cuchillada en el sitio del cuerpo correspondiente. Desde el exterior, las fibras musculares rasgadas pueden reconocerse por un golpe. Además, pueden aparecer hematomas y la movilidad es limitada.

La tensión del ligamento

En la articulación del tobillo y la rodilla, las cepas de ligamentos son más comunes. Estirar el ligamento es doloroso y la articulación afectada está severamente limitada en su capacidad para funcionar. La pérdida de fuerza y ​​la leve hinchazón también son signos de distensión del ligamento.

La rotura del ligamento

El rasgado de una cinta se siente claramente y también causa un ruido de grietas. Un ligamento desgarrado generalmente es causado por violencia externa, como una falta. La ruptura del ligamento cruzado es una de las lesiones de rodilla más serias y provoca una interrupción de fútbol de medio año después.

La tensión del aductor

Esta lesión típica de fútbol es una tensión en la ingle. En su mayoría, se debe a un movimiento lateral repentino que sobreestira o sobrecarga el área afectada. El dolor de tracción en el área de la parte interna del muslo indica una tensión aductora.

Desgarro de menisco

Una hiperextensión repentina o una flexión excesiva de la articulación de la rodilla pueden desgarrar el menisco. La rotura del menisco es muy dolorosa y se acompaña de una marcada hinchazón de la rodilla y movilidad limitada.

Fractura de tibia y peroné

La fractura de tibia o peroné es una de las peores y más dolorosas lesiones de fútbol. Un procedimiento operativo debe realizarse inmediatamente y la regeneración puede demorar hasta un año. Las fracturas en la parte inferior de la pierna generalmente son causadas por actos severos de violencia en la parte inferior de la pierna (en el fútbol por falta). Curar una fractura de espinilla, una de las peores lesiones de fútbol, ​​puede llevar hasta un año.

La rotura del tendón de Aquiles

La rotura del tendón de Aquiles se caracteriza por un fuerte golpe, el llamado latigazo, que se acompaña de un dolor corto y violento. Aunque la hinchazón es muy baja, pero el tendón de Aquiles está desgarrado, ya no es posible un funcionamiento normal. Por cierto, un tendón sano rara vez se rompe. En la mayoría de los casos, el tejido del tendón ya está dañado, por ejemplo, por irritación persistente o inflamación, que deterioran la resistencia del tejido del tendón.

Ampollas

Aunque menos graves, pueden causar muchos problemas e incluso forzar la interrupción temporal de la práctica deportiva.

¿CÓMO SE PUEDEN PREVENIR LAS LESIONES DE FÚTBOL?

Hacer un buen calentamiento, realizar unos buenos estiramientos y vuelta a la calma después de la actividad física.

Hágase un examen físico antes de la temporada y siga las recomendaciones de su médico

Use tacos y espinilleras bien ajustadas - hay alguna evidencia de que los tacos moldeados y con múltiples tacos son más seguros que los tacos atornillados.

Esté consciente de las malas condiciones del campo que pueden aumentar los índices de lesiones.

Usa pelotas del tamaño adecuado para la categoría.

Ten cuidado con las porterías móviles que pueden caer sobre los jugadores y pide porterías fijas siempre que sea posible.

Hidrátese adecuadamente con agua antes, durante y después del entrenamiento y partido. Esperar hasta que tenga sed es a menudo demasiado tarde para hidratarse adecuadamente.

Preste atención a las recomendaciones ambientales, especialmente en relación con el clima excesivamente caluroso y húmedo, para ayudar a evitar las enfermedades causadas por el calor.

Mantenga una buena forma física - los índices de lesiones son más altos en los atletas que no se han preparado físicamente de manera adecuada.

Después de un período de inactividad, progrese gradualmente hacia el fútbol de contacto total a través de actividades como el acondicionamiento aeróbico, el entrenamiento de fuerza y el entrenamiento de agilidad.

Descanse para ello escuche a su cuerpo y disminuya el tiempo y la intensidad del entrenamiento si se presenta dolor o incomodidad. Esto reducirá el riesgo de lesiones y ayudará a evitar el "agotamiento".

Hable con un profesional de medicina deportiva o entrenador deportivo si tiene alguna preocupación sobre lesiones o estrategias de prevención de lesiones en el fútbol.

Lesiones en el futbol
5 (100%) 1 vote[s]

Sobre el autor

ALEX SANCHEZ

Fundé Coaching futbol por el sueño de una noche de verano, técnico Deportivo de futbol y futsal también soy un apasionado de la tecnología y del rock. Sígueme en estas redes sociales.

¿QUÉ OPINAS DEL ARTÍCULO?

avatar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Secciones CoachingFutbol

SUSCRIPCIÓN PREMIUM

¿Quieres más? Unete al club de Coachingfutbol

Buscador de Ejercicios


error: Contenido protegido !!