Select Page

LESIÓN DE ISQUIOTIBIALES (Isquiosurales) | Causas y tratamiento

LESIÓN DE ISQUIOTIBIALES (Isquiosurales) | Causas y tratamiento

ATENCIÓN Este artículo tiene un fin informativo y recomendamos encarecidamente siempre antes la visita al médico, preparador o readaptador especialista en cada caso particular para tener un perfecto conocimiento, diagnóstico y tratamiento.

Lesiones de isquiosurales en la práctica de futbol

El escenario puede parecer familiar: Un jugador corre y de repente empieza a cojear, frenar y se toca la parte posterior de su muslo......

"El término isquiotibial al que se suele llamar cuando se produce esta lesión se encuentra en desuso ya que anteriormente se denominaban isquiotibiales porque se creía que el músculo bíceps femoral se insertaba en la tibia."

ISQUIOSURALES

Los isquiosurales son un grupo muscular que cubren la parte posterior del muslo y de la rodilla con inserción proximal en la pelvis e inserción distal en la tibia (también en el fémur y en el peroné) que juegan un papel importante en la extensión del muslo sobre la cadera y en la flexión de la pierna sobre el muslo cuando el cuerpo se encuentra en posición de bipedestación (de pie).

lesion de isquiotibiales

Actúan primordialmente como extensores de la cadera y flexores de la rodilla. Su acción nos permite correr, saltar, subir y bajar escaleras o cualquier actividad que implique un desplazamiento o flexión con las piernas.

Son el grupo de músculos donde caen más frecuentemente los lesionados en el fútbol, estamos hablando de una lesión que puede ocupar hasta más del 30% de las lesiones musculares para un equipo de futbol durante la temporada.

La lista de jugadores estrella que han sufrido estas lesiones en las últimas temporadas es larga. Quizas en la elite uno de los casos mas llamativos sea el talentoso y joven jugador del futbol Club Barcelona Ousmane Dembélé que acumula lesion tras lesion en los últimos dos años en concreto del bíceps femoral que le ha impedido jugar con regularidad. Pero no es el único jugador que las ha sufrido por ejemplo Messi también la sufrió:

Muchos jugadores activos y antiguos probablemente y desgraciadamente conocen la sensación cuando sufres esta lesión: Comienzas a correr y de repente un dolor agudo salta a la parte trasera del muslo. Seguir jugando es inmediatamente impensable con una distensión muscular, desgarro muscular o incluso la ruptura por lo que es evidente que se han superado los límites fisiológicos de estrés del músculo y el jugador tendrá que pasar unos días, si no semanas, sin jugar al fútbol.

La gran mayoría de los deportistas son propensos a tener una lesión leve o grave a lo largo de su carrera deportiva, siendo las lesiones isquiotibiales las más comunes. En el futbol son comunes por el tipo de esfuerzos que se practican y la casuística de antecedentes previos que los provocan.

Mirando los datos científicos de las lesiones de fútbol, es innegable que hay una tendencia al alza en la frecuencia de las lesiones de los tendones de la corva en los últimos años. Una razón del aumento del número de lesiones podría ser el aumento de la intensidad física y ritmo de juego del fútbol moderno. En particular, el aumento de la frecuencia de los movimientos de alta intensidad, como los sprints y los cambios de dirección explosivos, puede superar la tolerancia de carga de los jugadores en el transcurso de una temporada.

Lesiones en isquiotibiales - tipos de grado

Primero debemos identificar que los isquiotibiales son los músculos que se encuentran en la parte posterior de la pierna o la zona popularmente llamada femoral, compuesta principalmente por 3 músculos llamados semimembranoso, semitendinoso y bíceps femoral.

Las lesiones que pueden afectar a los músculos isquiotibiales pueden ser bastante numerosas, desde factores directos, como fuertes golpes, hasta indirectos como el agotamiento muscular. Comúnmente estas lesiones las podemos apreciar como desgarros o elongaciones, obteniendo a su vez una clasificación del 1 al 3, descrita a continuación:

El desgarro grado 1 - DAÑO LEVE es el menos agresivo, y es ese típico calambre durante una rutina deportiva, el cual suele desaparecer una vez finalizado el entrenamiento.

El desgarro grado 2 - ROTURA PARCIAL tiene como característica ser mas doloroso que el anterior y prolongarse en el tiempo, el dolor aumenta cuando se realiza estiramiento del músculo isquiotibial afectado y produce una ligera equimosis en los días posteriores a la lesión.

El desgarro grado 3 - ROTURA TOTAL lidera la clasificación siendo la mas grave. En este puede haber un desgarro completo, donde existe una pérdida de continuidad del músculo, ocasionando un dolor quemante y una equimosis severa en los días siguientes a la lesión. Se puede apreciar y palpar una masa muscular bastante dolorosa.

Causas de las lesiones en isquiotibiales

Las lesiones musculares suelen ser causadas por un mecanismo directo o indirecto. Los traumatismos musculares directos incluyen moratones, por ejemplo, debido a la influencia sorda de una fuerza externa. Un ejemplo típico en el fútbol es un golpe en el músculo por la rodilla de un oponente, también conocido como "golpe en el muslo". Los traumatismos musculares indirectos incluyen sobreextensión y sobrecarga muscular sin fuerza externa[3]. Un alto número de acciones de sprint de alta intensidad hacia el final de un partido de fútbol mientras el jugador ya está fatigado es un ejemplo típico de la ocurrencia de una lesión de tendón de la corva.

La investigación científica ha demostrado que la mayoría absoluta de las lesiones de tendones de la corva en el fútbol son causadas sin fuerzas externas. Por ejemplo, durante una carrera o un cambio de dirección repentino sin contacto con el adversario.

Las lesiones suelen producirse en movimientos explosivos, ya que las grandes fuerzas actúan sobre el músculo. Un mecanismo que adelanta la lesión muscular es el llamado movimiento excéntrico en el que el músculo activado se coloca simultáneamente en una posición prolongada[5].

Un ejemplo típico de una contracción excéntrica es el movimiento del músculo del cuádriceps (extensor de rodilla) cuando se va cuesta abajo. Aquí, el músculo tiene que ralentizar el cuerpo y se alarga por el movimiento de flexión de la rodilla al mismo tiempo. Un procedimiento similar se puede observar en los sprints en los músculos traseros de los muslos de la pierna que se balancea: Poco antes de que el pie toque el suelo, los tendones de la corva tienen que reducir la velocidad de la pierna que se balancea hacia adelante y llevarla al suelo - los tendones de la corva tienen que trabajar de forma excéntrica en un estado muscular prolongado.

En resumen las causas que podrían ocasionar una lesión de isquios están relacionadas directamente con la actividad física, por ejemplo:

  • Contracción del músculo de manera brusca, rápida y enérgica.
  • La fatiga muscular aumenta la probabilidad de lesiones.
  • Sobrecarga muscular (pesos muy elevados para la capacidad de los isquios),
  • Aceleración y desaceleración brusca.
  • Posturas inadecuadas a la hora de realizar cualquier movimiento con las piernas.
  • Traumatismos por accidentes deportivos (caídas, golpes…).
  • Mal rotación de la pierna.

Las lesiones de los músculos isquiotibiales se ven facilitadas por la interacción de varios factores, como la fatiga al final del partido o los trastornos de coordinación dentro del grupo muscular de los músculos isquiosurales. Por lo tanto, los directivos, entrenadores de fuerza y acondicionamiento y fisioterapeutas deben prestar especial atención a la fatiga de sus jugadores e integrar las medidas de entrenamiento preventivo adecuadas antes y durante la temporada.

La fase de movimiento de los isquiosurales es más susceptible a las lesiones durante una acción de sprint y parece estar al final de la fase de la pierna de impulsión, justo antes de pasar a la fase de apoyo. Esto se sustenta en el siguiente argumento: Otra posible fase traumática del movimiento de los músculos isquiosurales durante una carrera es el cambio de una fase de contracción muscular excéntrica a una fase de contracción muscular concéntrica, también llamada ciclo de acortamiento del estiramiento, como al final de la fase de balanceo de la pierna. Esto es cuando los tendones de la corva tienen que ralentizar activamente la parte inferior de la pierna que se balancea hacia adelante en un estado muscular prolongado y luego acortarse activamente para llevar el pie al suelo

Factores que predisponen a una lesión de isquiotibiales

Existen ciertos factores que ponen en riesgo los músculos isquiotibiales, haciendo que las probabilidades de tener una lesión sean más altas:

  • La edad.
  • La raza.
  • La climatología (Calor o frío intensos).
  • Cambios de metodología de entrenamiento al cambiar de preparadores físicos en diferentes temporadas o entre temporadas.
  • Mala o falta de prevención en los ejercicios en etapas pre-competición.
  • La mala alimentación o poca ingesta de vitaminas, minerales, proteínas…
  • Una lesión anterior de los isquios o de bien de otro grupo muscular que afecte a la carrera (Ej: Tobillos).
  • Inestabilidad muscular por la desestabilización de la rodilla, pubis o cadera.
  • Pérdida de electrolitos.
  • Mal calentamiento.
  • Mala técnica de carrera, aceleración o deceleración (Biomecánica)-
  • Pisada en terreno irregular o en mal estado.
  • Tipos o cambios de calzado no adecuados.
  • Exceso de estiramiento.
  • Déficit de flexibilidad.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de sueño.
  • Estrés psicológico.
  • Desbalances de fuerza contralaterales.

Consecuencias de la lesión de isquios

Cualquier tipo de lesión para un deportista tiene una serie de consecuencias que afectan la carrera o el progreso de este, a continuación, listamos algunos de ellos:

  • Dolor al realizar movimientos dependiendo del grado de la lesión.
  • Incapacidad de movimiento en distintas velocidades.
  • Frena el progreso de las habilidades o proceso de ganancia de fuerza dependiendo del grado.
  • Aspecto emocional debilitado por el deportista si la lesión se alarga en el tiempo.
  • Dificultad de recuperarse al 100% si hay precipitación en el regreso a la competición.
  • Posible recaída, una lesión de isquios conlleva a un factor de riesgo para tener otra lesión de este tipo en periodos cercanos,

PRIMEROS MOMENTOS DE LA LESIÓN

El jugador notara la lesión inmediatamente al tener un dolor repentino y agudo en la parte posterior del muslo y dependiendo de la gravedad en cuestión le impedirá realizar la actividad, en muchas ocasiones el jugador afectado intentará por orgullo retomar el partido cojeando pero al poco tiempo se verá incapaz de seguir y pedirá el cambio, si no es el caso el entrenador tiene que cambiarle inmediatamente ya que podria empeorar el diagnostico y la recuperación de la lesión. En principio en fase aguda la lesión debe tener un cuidado clave, el cual se debe ejercer las primeras 24 a 48 horas.

Dependiendo del grado el método RICE es el más recomendado en caso de lesiones leves o menos moderadas de este tipo, Rest: reposo, Ice: hielo, Compression: Compresión, Elevation: elevación.

  • R: Colocar al lesionado en una posición donde no utilice para nada la pierna afectada. El descanso durante este tiempo es clave para promover la correcta restauración muscular. Si la lesión es leve el reposo será ideal para curarse. Si debe colocarse de pie se recomienda buscar un apoyo como muletas, impidiendo así la sobrecarga en el miembro.
  • I: El frío favorece a la vasoconstricción sanguínea y por ende este será más activo, ayudando a la recuperación muscular. Colocar hielo también ayudará a reducir el dolor. Sin colocarlo directamente en la piel y mediante un trapo deberás aplicarlo varias veces en el día, máximo 8, durante 20 minutos cada una, siendo esto suficiente para cumplir la función del frio.
  • C: Vendar la zona es ideal para disminuir la hinchazón y el sangrado en caso de que lo haya, sin embargo, debe tenerse cuidado, ya que la compresión debe ser precisa para ayudar a la lesión mas no para perjudicarla, ya que si se ajusta muy fuerte podría cortar la circulación y ocasionar un daño peor.
  • E: Elevar la extremidad afectada contrarresta la hinchazón y permite un mejor manejo y reposo de la pierna afectada.

Este método es muy bien aplicado en lesiones leves y como primeros auxilios, sin embargo, cuando la lesión es grave lo ideal es dirigirse directamente al médico especialista. Los analgésicos son una excelente opción para ayudar con el dolor y la inflamación.

También puedes aparecer moretones o coloración anormal en la parte posterior de la pierna, así como debilidad muscular o incapacidad para soportar peso con la pierna lesionada.

Los días siguientes a la lesión u del reposo absoluto y después de tener la observación y diagnóstico del especialista el paciente deberá aplicar el tratamiento correspondiente a su grado de lesión.

Si la lesión es leve entre los días 3 y 7, y bajo una supervisión profesional, el deportista podrá comenzar con ejercicios específicos que lo ayudarán a finalizar con éxito su recuperación si puede ser ayudados con una rutina de fisioterapia. Estos ejercicios depende del lugar y grado de la lesión en concreto.

Ejercicios para rehabilitación de la rotura de los isquiotibiales (Isquiosurales) Fases

Se ha demostrado que la implementación de ejercicios isométricos para la recuperación de una lesión de isquios es bastante efectiva, y ayudará progresivamente a la reactivación de las prácticas de futbol.

Los ejercicios isométricos manuales son la primera opción, ya que los isquios necesitan la ayuda necesaria para realizar el mínimo esfuerzo posible, lo recomendable es que te asista un profesional en el área. Dentro de estos van incluidos los masajes de isquios, que ayudarán a relajar y fortalecer los músculos.

Aplicando los movimientos adecuados provocaremos una estimulación tanto concéntrica como excéntrica, los deportistas de alto rendimiento utilizan el método 6 seg en concéntrico y 2 seg en excéntrico durante 10 repeticiones. Ejercicios de estabilización lumbopélvica para ayudar a fortalecer la zona.

Ejercicios realizados por el mismo deportista de tipo isométrico, concéntrico y excéntrico con el cinturón ruso y Fisioterapia en la piscina.

Luego de los 14 días y de una valoración médica adecuada, el deportista podrá ir asistiendo a las prácticas en el campo de futbol (puede utilizar la pelota), asistir al gimnasio para fortalecer los isquios (pesos controlados). Inicio con el equipo y aparte con un preparador físico.

Es importante que antes de cada práctica se realice un calentamiento adecuado y al finalizar se realice un estiramiento leve para relajar los músculos. El reposo y la buena alimentación son claves para una óptima recuperación.

Aquí algunos ejercicios de Rehabilitación:

Importancia de un calentamiento adecuado

Cuando la práctica de futbol comienza, lo primero que hacemos es una serie de ejercicios dinámicos y cardiovasculares con la finalidad de preparar nuestro cuerpo para el fuerte entrenamiento. Es importante realizar esta etapa de la práctica con mucha responsabilidad, ya que la importancia del calentamiento para prevenir o recuperarse de una lesión de isquios es muy alta.

Hacer los ejercicios de manera adecuada y activar bien el flujo sanguíneo de tu cuerpo, es preparar a tus músculos para algo mas exigente. Los estiramientos son recomendables, pero no en exceso, por lo menos no al principio de la práctica. Un estiramiento por mucho tiempo podría debilitar la fuerza de tus tendones y por ende ocasionar un desequilibrio tanto articular como muscular.

Enfócate mas en activar el musculo de manera correcta y de hacer un par de estiramientos dinámicos.

Prevención de lesión en isquiotibiales

Algunos ejercicios y métodos ayudan a cuidar de tus isquios de una posible lesión, esto no es un seguro del 100%, las posibilidades de lesión de isquios siempre estarán presentes debido a su gran cantidad de causas, pero los siguientes tips ayudarán a reducir considerablemente una lesión:

  • ¡Si tu pasión es el futbol entonces tu prioridad son tus isquios! mantenlos fuertes y capacitados,
  • Un buen calentamiento y elongación de tus isquios previene una lesión,
  • Realizar ejercicios para equilibrar tus músculos,
  • Entrena el CORE y le darás un refuerzo a tus isquios,
  • Trabaja la flexión de rodilla,
  • Trabaja la flexibilidad siempre que finalices el entrenamiento,
  • Una buena recuperación después de la práctica de futbol ayuda a fortalecer tus isquios,
  • Ejercicios de estabilización lumbar,
  • Evita enfatizar los ejercicios de flexibilidad antes de la práctica de futbol.

Estos son algunos ejemplos de imágenes y videos de ejercicios prácticos

 

¿Cuando podré volver a mis entrenamientos de futbol habituales?

La principal preocupación de todo deportista cuando tiene una lesión grave de los isquiotibiales es si podrá volver a entrenar de la misma manera en que solía hacerlo.

El 16% de las lesiones musculares son debidas a reincidencias o recaídas de una lesión previa. Se debe tener en cuenta que, como se mencionó con anterioridad, una lesión moderada o grave de isquios conlleva a una alerta para futuras recaídas, sin embargo, si se el deportista es responsable y paciente, se cumple con las fases de reposo, ejercicios de recuperación y prevención, se mantiene con una alimentación adecuada y se contacta a un profesional para que guíe todo el proceso, los resultados pueden ser bastantes favorables.

Si todo esto se cumple volver a la práctica de futbol no llevará tanto tiempo, pero volver a retomar la misma intensidad de entrenamiento es complejo por ello es muy importante que tanto los preparadores, entrenadores y el jugador no se apresuren en el retorno si no quieren recaer con la misma lesión o bien otra que este directamente relacionada.

 

REPETIMOS Este artículo tiene un fin informativo y recomendamos encarecidamente siempre antes la visita al médico, preparador o readaptador especialista en cada caso particular para tener un perfecto conocimiento, diagnóstico y tratamiento.

Bibliografía;

https://www.apunts.org/

https://www.biolaster.com/

Otros artículos que te pueden interesar

Rodilla como articulación | Recuperación lesión LCA

Sobre el autor

ALEX SANCHEZ

Fundé Coaching futbol por el sueño de una noche de verano, técnico Deportivo de futbol y futsal también soy un apasionado de la tecnología y del rock. Sígueme en estas redes sociales.

5 2 votes
Puntua el Articulo
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Secciones CoachingFutbol

SUSCRIPCIÓN PREMIUM

¿Quieres más? Únete al club de Coachingfutbol


error: Contenido protegido !!