Select Page

Fascitis plantar – causas y tratamiento

Fascitis plantar – causas y tratamiento

¿Que es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una enfermedad en forma de inflamación en la fascia plantar que afecta con un dolor desde el talón hasta los dedos de los pies.

Los síntomas y signos clínicos del dolor típico ocurren en el episodio matutino, cuando la persona se levanta de la cama y siente dolor en los talones cuando sus pies están apoyados en el suelo, pero el evento también regresa durante el día. El dolor aumenta si es estimulado por la actividad física u otra estimulación. Generalmente dura por lo menos 6 meses, raramente hasta un año. En casos avanzados el dolor es tan fuerte y profundo que no se puede realizar ningún tipo de actividad porque simplemente no se puede mantener uno en pie.

El término fascitis plantar es incorrecto. El término fascitis indica una inflamación de la fascia, pero la fascitis plantar es un trastorno debido a tensiones repetidas en lugar de su inflamación.

Entre las causas que implican dolor en la base del calcáneo es la más extendida. Es más común en mujeres y sujetos con sobrepeso o con pies planos.

Existen varias patologías que presentan síntomas similares, como la bursitis calcánea y el síndrome del túnel tarsiano, pero también formas traumáticas agudas como la ruptura de la fascia plantar (con episodios de hinchazón) o crónicas como el estrés del talón. Otra patología a excluir es la espondiloartropatía seronegativa. La enfermedad puede evolucionar hasta convertirse en neuropatía de Baxter.

FASES DE RECUPERACIÓN - TRATAMIENTO DE LA FASCITIS PLANTAR

La recuperación completa de los síntomas dolorosos toma varios meses (6-12 meses). La terapia avanza paso a paso, dependiendo de la gravedad:

Fase aguda:

  • Medicamentos anti-inflamatorios recetados siempre por el medico de cabecera.
  • Descanso: es aconsejable interrumpir el entrenamiento (si se corre) y cambiar a actividades complementarias que no estresen a la banda (natación, ciclismo...).
  • Estiramiento: destinado a estirar los músculos del tendón de Aquiles, como el gastrocnemio, especialmente por la mañana antes de levantarse de la cama.
  • Remojos: Remojar los pies en agua tibia con sal (4 cucharadas). En un recipiente donde quepan los dos pies y dejarlos reposar 20 minutos.
  • Masajes y ejercicio rodantes con botella: por lo general, rodando una botella de agua congelada bajo el pie durante un máximo de 10 minutos por pie (que se repiten varias veces)
  • Mover los dedos enérgicamente: El movimiento de los dedos estimula las articulaciones y músculos de lo pies. Realiza este ejercicio 3 veces al día

Otros tratamientos:

Mientras que el estiramiento, el descanso y los masajes siguen siendo importantes, después de la fase aguda debe buscar la curación completa:

Ultrasonido en el agua: parte de la fisioterapia, de dudosa utilidad
Terapia de ondas de choque: nuevo tratamiento (antes de la cirugía) con un alto índice de eficacia, capaz de facilitar la recuperación de los casos crónicos, antes de tener que acceder a la operación.
Inyecciones de cortisona: están indicadas en caso de falta de mejoría de los síntomas, pero tienden a debilitar la fascia plantar, lo que aumenta el riesgo de ruptura.

Tratamiento quirúrgico:

Solo en los casos más graves cuando la lesión y el dolor persiste en el tiempo y se vuelve insostenible, se debe realizar la resección parcial de la banda del pie.

 

 

¿Cuáles pueden ser las causas de la fascitis plantar?

La fascitis plantar se produce como resultado de sobreesfuerzo de la fascia plantar, ya sea por correr demasiado o por estar parado en un tiempo muy prolongado  causando tensión. La lesión puede ocurrir después de un evento repentino, o como resultado de una tensión gradual. Otros motivos:

• Pies planos - que constituyen la mayoría de los casos - o pies huecos (casos raros)

• La mala postura (biomecanica de apoyo), que puede ser el resultado de un colapso del arco interno del pie o llamado rodillas "valgo" (desviación desde las piernas hasta el exterior)

• El trabajo diario que requiere mucho tiempo de pie y manipulación de objetos pesados ​​(por ejemplo, los trabajadores del almacén y de la construcción.);

• Obesidad o el embarazo que causan sobrepeso;

• Una pérdida de elasticidad o adelgazamiento de la almohadilla grasa del talón;

• El uso de zapatos inadecuados o desgastadas;

• La práctica de algunos deportes (por ejemplo, correr). ;

• La falta de calentamiento antes del entrenamiento.

Evitar las recaídas

Es importante evitar reanudar las actividades deportivas de forma repentina, pero siempre paso a paso

Revisar la biomecánica: permite el análisis de cualquier defecto de postura en la base de la sobrecarga del tendón en la base en el primer caso de la propia patología

Estiramientos antes y después de los entrenamientos.

Este articulo tiene un fin informativo y recomendamos encarecidamente siempre antes la visita al medico especialista en cada caso particular para tener un perfecto diagnostico y tratamiento.

Fuentes

fisioterapiaonline

Podoactiva

Sobre el autor

ALEX SANCHEZ

Fundé Coaching futbol por el sueño de una noche de verano, técnico Deportivo de futbol y futsal también soy un apasionado de la tecnología y del rock. Sígueme en estas redes sociales.

¿QUÉ OPINAS DEL ARTÍCULO?

avatar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Secciones CoachingFutbol

SUSCRIPCIÓN PREMIUM

¿Quieres más? Únete al club de Coachingfutbol

Buscador de Ejercicios


error: Contenido protegido !!